Como Exitar a una Mujer en Segundos

Descubre los secretos de un hipnotista rebelde para aprender como exitar a cualquier mujer en segundos.

Cómo Exitar a una Mujer – No necesitas palabras para excitar a una mujer

Publicado por Rogelio Consejo

No necesitas hablar para poder excitar a las mujeres

¿No sabes qué decir para excitar a las mujeres? ¿Has pensado alguna vez en excitar a una mujer sin palabras y sin hablar?

Yo sé que puede parecer imposible. Un día, estaba yo hablando con dos amigos cuando tocamos el tema de conquistar a una desconocida sin decir ni una sola palabra. Los dos me dijeron lo mismo: que era imposible. Yo sabía que no. ¿Por qué?

Porque ya lo he hecho varias veces. ¿Alguna vez alguien te ha dicho que algo que ya hiciste es imposible?

Les respondí: “me tenían que haber avisado antes”.

Piénsalo, si vas a una clase de jardín de niños y pides que levanten la mano todos los que pueden cantar, casi todos –si no es que absolutamente todos- van a levantar la mano. Si haces la misma pregunta delante de un grupo de adultos, sólo unos cuantos –si es que alguno lo hace- la levantarán. ¿Por qué?

Porque a los niños nadie les ha dicho que no saben cantar. Nadie les ha enseñado -aún, porque lamentablemente la mayoría de entre ellos lo aprenderá algún día- que no saben cantar. Lo mismo sucedió con mis amigos.

De alguna manera, habían aprendido a creer que era imposible excitar a una mujer sin hablar. Tanto así que para que me creyeran tuve que hacerles una demostración, después de la cual me dijeron: “tú puedes porque eres un natural, nosotros nunca podríamos hacer eso”.

¿Puedes creerlo?

Lo único que les impedía hacerlo era que creían que era imposible y que ni siquiera lo habían intentado. Es como creer que nunca podrás andar en bicicleta.

Es cierto, la primera vez quizá te equivoques (nadie aprendió a caminar al primer intento) pero eso no quiere decir que con un poco de práctica no seas capaz de aprender.

Incluso yo sé que en el fondo tú ya sabes que es –de hecho- más fácil excitar a una mujer de manera no-verbal (sin palabras) que intentar hacerlo simplemente hablarlo.

Por ejemplo, intenta imaginar a alguien seduciendo a una mujer usando sólo sus palabras y compara eso con alguien seduciendo a una mujer sin siquiera abrir la boca. ¿Cuál de los dos te parece realmente más creíble?

Y sin embargo muchos ni siquiera se cuestionan por un momento esa creencia de que “es imposible excitar a una mujer sin hablar”. Tonterías.

Por ejemplo, piensa en los animales.

¿Conoces a algún animal que sepa hablar? Yo no. Parece que los delfines y algunos primates son capaces de entender algunos lenguajes de señas a base de gestos pero eso no es suficiente. ¿Por qué?

¿Alguna vez has observado los rituales de apareamiento de algunos animales? El “lenguaje” –y sobre todo el lenguaje hablado- no juega ningún papel importante en la seducción en el mundo animal.

Pero los hombres estamos tan acostumbrados a pensar en palabras que ni siquiera nos preguntamos… y asumimos directamente que se necesitan palabras para excitar a una mujer… incluso cuando ningún otro animal las necesita.

Pero basta de hablar de animales. Piensa en los gestos. ¿Alguna vez has visto una sonrisa? ¿Sabes lo que es el llanto? ¿Un gesto obsceno?

Ninguno de esos elementos necesita de palabras para poder comunicar. No necesitamos palabras para poder comunicar.

Piensa por ejemplo en cómo funcionan las palabras. Cuando alguien dice algo en un idioma que no conoces, lo que esa persona dice no tiene ningún significado para ti. Entonces, ¿qué es el significado?

El significado de algo es lo que sucede dentro de la mente de alguien cuando ese alguien percibe ese algo. Piensa por ejemplo en lo que significa para ti las palabras “sorpresa”, “curiosidad” o “admiración”. Esas palabras sólo significan algo porque aprendiste a pensar ciertas cosas cada vez que las escuchas. Yo, por ejemplo, no conozco el significado de “oepisikfleosqu”. ¿Tú sí?

Pero no sólo las palabras tienen significado. Por ejemplo, si ves a un hombre hablar con una mujer y ella de pronto ríe y lo mira a los ojos, eso significa algo. ¿Cierto?

Y entonces, ¿cómo es posible excitar a una mujer sin decir ni una sola palabra?

Si lees con atención este artículo, puedes darte cuenta de que ya te he dado la respuesta, pero permíteme elaborar un poco sobre este punto.

Pero antes, déjame decirte que no estoy diciendo que sea imposible excitar a una mujer con palabras, lo que estoy diciendo es que es posible excitar a una mujer sin decirle nada.

La cosa es que –ya sea con palabras o sin ellas- lo que tienes que hacer es que ella sienta lo que siente cuando se encuentra con alguien que le provoca “algo”… que la excita.

Y eso quiere decir que lo que funciona con cada mujer es diferente. Algo que excita a una mujer puede no excitar a otra –e incluso ofenderla- tan solo por el hecho de que todos –como seres humanos- tenemos una educación diferente.

Ya sea por razones familiares o culturales e incluso por su experiencia personal, cada persona reacciona diferente a las cosas y por lo tanto, las cosas y sucesos significan algo diferente para cada quién. Por ejemplo, yo tengo un amigo que tenía fobia a los perros. Cada vez que pensaba en un perro, sentía miedo. Yo no. Muchas personas tampoco.

La cosa es que tú tarea –tu misión- es encargarte de orquestar experiencias que le permitan a ella sentirse excitada cuando está contigo, y para hacer eso, no existe ninguna formula mágica –los famosos “abridores” que funcionan sólo con algunas mujeres y que hacen que los hombres suenen poco naturales y muy acartonados- y al mismo tiempo, tienes que empezar por creer que es posible para permitirte intentarlo.

Como puedes darte cuenta, en realidad, no necesitas decir nada en particular para poder seducir y excitar a las mujeres que te gustan -todo empieza mucho antes de abrir la boca-. El verdadero secreto para excitar a las mujeres que te gustan está en aprender a ver “más allá de las palabras”…

Claro, de la misma manera en la que es más fácil aprender a andar en bicicleta cuando alguien te ayuda, es más fácil aprender a seducir y excitar a las mujeres cuando tienes un mentor para ayudarte. No se trata de alguien que te de una formula mágica sino de alguien que te apoye y te indique en dónde poner tu atención y que te sirva de guía para acelerar tu aprendizaje.

Es por eso que, tras cinco años de ayudar a amigos y clientes a alcanzar sus metas en materia de seducción decidí inaugurar la Academia de Seducción en donde enseño de manera práctica y te guío a través de tu aprendizaje para convertirte en un seductor natural.

Si quieres descubrir el poderoso sistema secreto que acaba de raíz con la timidez y te permite atraer irresistiblemente a las mujeres en segundos y de manera natural, puedes inscribirte a la Academia haciendo clic en el siguiente link:

Academia de Seducción

Te espero del otro lado.

Afectuosamente,

Rogelio Consejo – http://academiadeseduccion.net

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.